El Picarral inauguró ayer el nuevo campo de fútbol de césped artificial, en la calle Alberto Casañal. Se trata de las quintas instalaciones deportivas en las que el ayuntamiento ha instalado este tipo de pavimento, después de los complejos de San José, Torrerramona, Valdefierro y García Traid. Durante el acto inaugural, presidido por el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar, se descubrió una placa en homenaje a Antonio Calvo Pedrós, fallecido este año y que fue merecedor de la primera Medalla al Mérito Deportivo de la ciudad de Zaragoza por su entrega al deporte a través de la fotografía.