La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, trasladará hoy a la Unión Europea el problema del mejillón cebra para conseguir su implicación ante la invasión de este molusco que sufre toda la cuenca del Ebro. En la reunión también estará presente el consejero aragonés responsable en esa área, Alfredo Boné, que representará a las comunidades autónomas.

Narbona presentará ante el Consejo de Ministros de Medio Ambiente en Luxemburgo las conclusiones extraídas por los expertos en el seminario internacional Estrategias de actuación en aguas afectadas por el mejillón cebra, celebrado en Zaragoza la semana pasada y en el que participaron especialistas de España, Francia, Irlanda, Alemania, Rusia, Estados Unidos y Canadá.

Durante el congreso, se incidió en la situación de la cuenca del Ebro donde, en cinco años, la presencia del mejillón se ha constatado tanto en el eje del río como en afluentes de sus dos márgenes. Además, se expusieron estudios genéticos que indican que la población encontrada en el río que atraviesa Aragón es común a las de Francia e Italia.

La misma situación de expansión se sufre en Estados Unidos e Irlanda, mientras que en países como Rusia y Alemania, donde la presencia del mejillón se remonta al siglo XIX, se destacó el momento de equilibrio y de convivencia que se ha alcanzado con la especie. En los dos últimos estados, la vía de entrada del molusco fueron los grandes canales navegables.

SIN SOLUCIÓN Ninguno de los expertos presentó una solución efectiva contra la invasión de este molusco en agua libre, aunque se dieron a conocer posibles tratamientos químicos para paliar los perjuicios que genera en las instalaciones cerradas. Por ello se ha planteado la necesidad de establecer una doble estrategia para frenar y convivir con la plaga. La investigación será fundamental para evitar que la plaga se propague por otras masas de agua.

Entre los principales argumentos del seminario, en el que participaron cerca de 300 personas, se destacó la cada vez mayor expansión de las especies exóticas invasoras al amparo de la globalización.