En el 2007, los impuestos locales de Zaragoza subirán oficialmente un 4%, pero el "dinamismo de la ciudad" y su importante crecimiento económico permitirán que, a la hora de cobrar, la recaudación global procedente de los tributos aumente un 7% respecto de las cifras del 2006. El delegado de Economía, del Ayuntamiento de Zaragoza, Francisco Catalá, confirmó el dato a este diario y aseguró, además, que los contribuyentes de la capital aragonesa pagan en su mayoría con puntualidad y ha descendido el número de reclamaciones por la vía ejecutiva. "Llevamos dos años siendo la ciudad española que más crece desde el punto de vista económico, por encima de Madrid y de Barcelona, y no es solo por la Expo", aseguró Catalá.