Desde que pidió una investigación sobre el juez Garzón, está en el ojo del huracán. Requero moderó ayer una mesa de las Jornadas de Jueces Decanos.

--¿Por qué denunció al juez Garzón?--No lo denuncié. Es una práctica habitual que cuando un vocal tiene conocimiento de un hecho relevante pide a la Inspección que le informe.

--¿Es normal que un juez pida que se investigue a otro por la información de un periódico?--No me dedico cada día a escudriñar los periódicos porque no tendría tiempo para otra cosa. La Audiencia Nacional está desde hace años en el ojo del huracán por informaciones políticas de relevancia judicial y yo soy vocal delegado del Consejo para la Audiencia Nacional. Pedir la investigación de una actuación judicial es algo que se hace habitualmente, aunque no es una situación que se produzca constantemente.

--A raíz de estos hechos y del amparo solicitado por Garzón, existe la percepción ciudadana de que el Poder Judicial está mas politizado de lo que debía.--El Poder Judicial está sujeto a diferentes formas de politización desde 1985. Es inevitable. En este caso, los intereses políticos estaban marcados por el asunto del ácido bórico. Unos partidos y medios de comunicación dicen una cosa y otros dicen otra. No somos ángeles ni espíritus puros y si todo va a ser visto con los anteojos de intereses políticos, todo se tiñe de politización.

--¿Por qué no dio amparo a Garzón?--Porque era improcedente en lo que no se le dio, ya que se le ortorgó parcialmente en los insultos y ataques recibidos, pero no hubo interferencias en su independencia.

--Usted ha explicado que no es del PP. Otros vocales afirman también que son independientes. ¿Pero no existe disciplina de voto cada vez que tratan un asunto?--Yo tengo mis ideas, que son las que defiendo y por las que yo accedí al Poder Judicial. Puede haber jueces que aspiren a hacer una carrera política o a hacer méritos ante tal o cual ministro, pero le aseguro que no es mi caso. Por otra parte, es lógico que en el Consejo nos aglutinemos por la forma de concebir las cosas.

--¿Dificultará la renovación del Poder Judicial prevista para noviembre el último enfrentamiento?--Ha habido otros momentos de tensión en el CGPJ. Lo que estoy apreciando es una serie de situaciones que no son espontáneas, sino inducidas, para forzar la renovación, para que su funcionamiento como está ahora sea inviable.

--¿Qué podría ocurrir?--Que se produjeran renuncias de vocales, casos de inasistencia a sesiones o que solo se tramitaran asuntos de pura gestión. Puede ocurrir que desde dentro del propio Consejo se intenten maniobras para su debilitamiento.