El PP denunció ayer "la pasividad" del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, respecto a la lentitud con la que está abordando el litigio de los bienes eclesiásticos del Altoaragón que permanecen en el museo diocesano de Lérida contra las órdenes vaticanas. Según el presidente del PP de Aragón, Gustavo Alcalde, Iglesias debía haberse reunido con los grupos parlamentarios para analizar la posibilidad de manifestarse en Zaragoza sobre este conflicto, y no lo ha hecho, después de que hace una semana todos los partidos salvo IU mostraran su opinión favorable a dicha protesta.

"Tenemos un presidente mudo y desbordado que ha decidido no mover ficha en este como en otros tantos temas", aseveró Alcalde, quien también intuyó que Iglesias espera a que pasen las elecciones catalanas --que se celebran el próximo 1 de noviembre-- "para no molestar al PP‡". Los populares aprovecharon para volver a criticar el "nulo" peso político del presidente aragonés, y recordaron que su posición en este litigio siempre ha sido muy condescendiente con los intereses catalanes. Para apoyar este argumento, Alcalde se basó en el premio Estel concedido por el Ayuntamiento de Bellpuig (Lérida) en 1999 por su posición "de consenso‡" respecto al conflicto.

Alcalde pidió a Iglesias que convoque ya a los partidos para analizar los pasos a seguir. El líder del PP aseguró que no quería "liderar" en exclusiva esta protesta, ya que a su juicio, son Iglesias y los alcaldes de la zona los que deben estar en primera línea de una hipotética manifestación en la que ellos también estarían presentes. "No vamos contra nadie, ni contra Zapatero, ni contra Iglesias ni contra Lérida, pero hay que hacer algo ya", zanjó.