Los 24 alcaldes de la Franja implicados en el conflicto del arte sacro decidirán esta tarde en asamblea si inician movilizaciones para exigir la inmediata entrega de las 113 piezas originarias de sus municipios y que se encuentran en el Museo Diocesano de Lérida. La reunión, que ya estaba programada antes de conocerse la resolución vaticana, cobraría más fuerza ahora, tras saber que la Santa Sede ha vuelto a dar la razón a Aragón.

"Nos sentimos engañados, porque el obispo de Lérida prometió obedecer las sentencias vaticanas y lo único que hace es obstruirlas", reiteró ayer el alcalde de Graus y portavoz de la comisión de alcaldes, Ramón Miranda.