El presidente del PAR y vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, anunciará mañana en una rueda de prensa que optará a la alcaldía de Zaragoza. Adiós a las especulaciones, a las hipótesis y al baile de nombres sobre el candidato con el que el PAR pretenderá ser "el animador" de las elecciones municipales de 2007 y conseguir algo que de momento está difícil: gobernar en Aragón y en el Ayuntamiento de la ciudad más importante de la comunidad.

La noticia será respaldada ante toda la militancia y simpatizantes en una gran fiesta --que será el pistoletazo de salida de la campaña de los aragonesistas-- el próximo 17 de noviembre en la plaza de toros de Zaragoza. Allí se anunciarán a la mayoría de candidatos y se amenizará la velada con un concierto del turolense David Civera. Los organizadores del acto esperan reunir a más de 5.000 personas.

DOBLAR RESULTADOS El objetivo del PAR --que ha decidido poner toda la carne en el asador en el Ayuntamiento de Zaragoza-- es conseguir de este modo un espacio en los medios que temen no conseguir durante la campaña electoral, ya que se prevé que sea eclipsada por los grandes líderes nacionales, a pesar de que sea una convocatoria local.

Una amplia parte del PAR confía que el efecto Biel permita doblar su número de concejales y llegar a cuatro. Esto siempre que obtuvieran alrededor del 10% de los votos, algo que aunque desde el partido se ve factible, está alejado de las perspectivas que arrojan las últimas encuestas aparecidas.

Biel también podría aspirar a la Presidencia de Aragón, lo que lo convertiría en la primera persona en la comunidad en hacer doblete. Su decisión no ha sido fácil y lo ha meditado mucho durante todos estos días, pero era algo que se presumía sobre todo desde que el pasado mes de julio la ejecutiva del partido le invitara a liderar una candidatura que él mismo había asumido desde principios de año. Sus duras polémicas con el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar, han sido constantes durante esta legislatura y el propio José Ángel Biel ha anunciado en repetidas ocasiones que la campaña iba a ser "muy divertida e interesante".

A falta de que la aritmética electoral permita las alianzas, el objetivo estratégico del PAR es conseguir un pacto con el PP y su líder, Domingo Buesa, que permita desbancar al equipo de Gobierno PSOE-CHA, con el que tantas polémicas y discrepancias ha mantenido, principalmente con La Romareda y la opción del metro y el tranvía. Muchos miembros del partido están convencidos de que mejorarán los resultados en la ciudad de Zaragoza gracias al impacto mediático de Biel, aunque hay otros que recelan de la facilidad de conseguir el objetivo. De hecho, el PAR tiene a más distancia porcentual conseguir cuatro ediles que a no obtener representación.

Sin embargo, esta idea no pasa por la cabeza del Partido Aragonés, que ya ha comenzado a diseñar una campaña electoral plagada de proyectos e ideas que logren seducir al electorado zaragozano. Así, aspiran a obtener muchos votos de la derecha e incluso conseguir electores descontentos con la gestión municipal realizada por el alcalde y, sobre todo, con su teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar.