Codos Las críticas de los ganaderos por la falta de muladares y comederos para buitres, ya que las aves carroñeras han empezado a atacar ovejas vivas, se han extendido ahora a los cazadores. Los aficionados de las sociedades de Tobed y Codos señalaron que el pasado domingo vivieron un hecho "insólito": una colonia de varias decenas de buitres devoraron un jabalí que los cazadores habían matado unos minutos antes y que habían abandonado mientras concluía la mañana. "Se comieron hasta las pezuñas. No dejaron más que el esquinazo", señaló uno de los cazadores. Además, los vecinos aseguran que tras la prohibición europea de dejar comida a las rapaces, estas aves sobrevuelan continuamente las zonas habitadas. E. P.