La comarca de Tarazona y el Moncayo ha puesto en marcha este curso un servicio de educación permanente. Hasta ahora, solo la capital turiasonense y Novallas contaban con formación continua destinada a los vecinos mayores, aunque se ofertaban algunos cursos en todos los pueblos. Por ello, la comarca se ha adherido al Plan Provincial de Educación Permanente de Personas Adultas impulsado por la Diputación de Zaragoza para extenderlo al resto.

Según explicó el presidente comarcal, Jesús Fernández, esta institución cuenta ya con cuatro profesionales que se dedicarán a este servicio, dos dedicados a las enseñanzas de nuevas tecnologías, uno que impartirá cultura general y otro de música. Este servicio de Educación Permanente, se plantea "para cubrir aquellas necesidades que la formación reglada no cubre y que genera en los vecinos déficit formativo".

Además, la comarca va a adquirir una Aula de Informática con 20 ordenadores portátiles. La idea es que este servicio recorra todas las poblaciones "dando el mismo servicio a todos los vecinos de Tarazona y el Moncayo". El aula móvil se podrá dividir en dos bloques de manera que dos pueblos puedan disfrutar a la vez de clases de informática, ampliando el horario de la oferta.

El servicio tendrá un coste para los alumnos de 9 euros al año, "un precio simbólico", como señaló la consejera Pilar Pérez. El resto del gasto será aportado por la Diputación Provincial de Zaragoza, que subvencionará el 40% del presupuesto del programa, y por la comarca.

Entre las enseñanzas que se ofertan se encuentran iniciación a la informática, enseñanzas en nuevas tecnologías, español para extranjeros, alfabetización, taller de ortografía o iniciación a la música. Las clases han comenzado ya con enseñanzas de español en pueblos como Alcalá, con un gran número de inmigrantes rumanos.