El Ayuntamiento de Zaragoza busca involucrar a los vecinos de las casas sindicales de Delicias en la reforma de sus edificios, para mejorar las condiciones de habitabilidad a través de la instalación de ascensores y la mejora de los aislamientos de fachadas y cubiertas.

Para ello, el consistorio ha iniciado una serie de sondeos entre los habitantes de estos edificios para saber cuántos están interesados en acondicionar sus viviendas. Este programa de mejora se realizaría siguiendo los criterios técnicos del estudio Revitasud (un documento técnico de análisis social y urbanístico realizado en varios puntos de la ciudad en el que se señala la necesidad de recuperar este tipo de conjuntos arquitectónicos para evitar crear bolsas de marginación urbana). El consistorio ofrece subvenciones para quienes se sumen a esta iniciativa.