La sociedad Expoagua tiene intención de convertir el Ebro en un río navegable para la Expo 2008. Según el proyecto elaborado por la sociedad promotora de la muestra internacional, dos embarcaciones de gran tamaño cruzarían sus aguas y trasladarían pasajeros entre los cuatro puntos que se habilitarán como embarcaderos: el club deportivo Helios, el meandro de Ranillas, el azud del río a la altura de Vadorrey (en la margen izquierda) y el Club Náutico, frente a la basílica del Pilar.