Los propietarios del edificio del antiguo Café Madrid, situado en la confluencia del paseo María Agustín y la avenida de Madrid, han iniciado la fin las obras de consolidación del inmueble, que presentaba riesgos de desplome en varios puntos.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ordenó este verano la ejecución subsidiaria de la consolidación del edificio para evitar que continuase su progresivo deterioro, así como diversas intervenciones de urgencia en la fachada. Pero los propietarios reaccionaron a tiempo y presentaron su propio proyecto de intervención para salvaguardar este edificio catalogado como bien de interés arquitectónico.

Los propietarios del inmueble han comenzado a colocar los andamios para iniciar después las labores de consolidación de la estructura exterior.

Asimismo, se deben completar diversos cerramientos de vanos para garantizar que no se cuelen personas al interior, donde existen zonas con riesgo de desplome.