Un montañero de 34 años, E. M. L., vecino de Bilbao, falleció ayer al despeñarse en el glaciar de Coronas, mientras subía al Pico Aneto, en el término de Benasque.

Según informó la Subdelegación del Gobierno en Huesca, el cuerpo sin vida del montañero, que se había accidentado en el paraje conocido como Paso de Mahoma, en el acceso al Pico Aneto, fue rescatado a las 16.15 horas de ayer y fue evacuado hasta el depósito municipal de Benasque.

E. M. L. se había despeñado en el glaciar de Coronas mientras subía a dicho pico y su cuerpo apareció sin vida unos 700 metros glaciar abajo. En su rescate intervinieron componentes del Grupo de Rescates e Intervención en Montaña de La Guardia Civil de Benasque, el helicóptero y un médico especialista en montaña del Servicio Aragonés de Salud, que nada pudo hacer por salvarle la vida.

Este es el segundo montañero que muere despeñado en un mes y medio en Benasque. A principios de septiembre, un vecino de Madrid de 33 años murió al precipitarse al vacío en el Pico Perdiguero. La unidad de rescates tampoco pudo hacer nada por salvar su vida en este caso ya que el cuerpo golpeó fuertemente con una ladera rocosa provocándole irremisiblemente la muerte.