Izquierda Unida (IU) reclamó ayer medidas para facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos y para poner en alquiler el amplio banco de pisos vacíos existente en la comunidad. Solo en Zaragoza hay 40.000. Hace cinco años eran 31.000 mientras en el resto de Aragón había censadas otras 54.000 viviendas en esa situación.

El coordinador de IU y diputado, Adolfo Barrena, y el coordinador local, José Antonio Alonso, criticaron ayer el escaso grado de cumplimiento --de "nulo" lo calificó el segundo-- de las iniciativas legislativas de la coalición aprobadas en las Cortes ya sea como proposiciones de ley como en forma de enmiendas a los Presupuestos. En este último caso se encontraba la partida aprobada el año pasado para crear una agencia aragonesa de vivienda de alquiler destinada a poner en el mercado las viviendas vacías. "No nos hacen caso pese a las votaciones a favor", dijo Alonso. "Llevamos 10 meses esperando el estudio. Seguimos esperando la ejecución de la partida de 300.000 euros de este año", anotó Barrena.

El diputado criticó la política de vivienda de la DGA por escasa. Según los datos facilitados por la propia Consejería de Obras Públicas, en lo que va de legislatura el Gobierno de Aragón ha impulsado la construcción de 12.775 pisos de protección oficial. Y de ellos, solo 801 tenían como destino salir al mercado en concepto de alquiler.

Los resonsables de IU pidieron a la DGA "que actúe sobre la vivienda vacía" y reclamaron el establecimiento de "medidas fiscales y administrativas que penalicen la vivienda vacía y faciliten el acceso a ella con la mediación de la Administración".

Barrena reconoció que "ahora es cuando más vivienda protegida se construye en Aragón", aunque destacó que para acceder a estos pisos es necesario tener un determinado nivel económico que no alcanzan la mayor parte de los trabajadores aragoneses.