Doce años después de que los vecinos comenzasen a reivindicar la instalación de la red de vertido al camino del Portal de Movera, las máquinas excavadoras han llegado.

Las obras comenzaron hace dos semanas y se prolongarán durante los próximos meses para colocar las conducciones y conectarlas después con la red general que discurre por la avenida de Movera, la calle principal de este barrio rural.

Los vecinos del camino afectado por las obras celebraron el inicio de los trabajos, por el que tanto han tenido que luchar.

En total, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación Provincial van a invertir 300.000 euros con cargo al convenio que suscribieron ambas instituciones en el año 2004 para dotar de equipamientos e infraestructuras los barrios rurales de la ciudad de Zaragoza.