El Departamento de Medio Ambiente de la DGA está tramitando el decreto que debe regular el Consejo de la Red Natural de Aragón --el órgano que debe coordinar la gestión de los espacios protegidos en la comunidad-- antes de que exista una disposición con rango de ley que sustente jurídicamente su existencia. La medida, jurídicamente viable, ha provocado el enfado de PP y CHA por la forma en la que se ha desarrollado.

El Ejecutivo ha intentado colar la creación del organismo dentro de la tramitación del proyecto de Ley de Creación de la Reserva Natural Dirigida de la Laguna de Gallocanta. La disposición adicional tercera de este texto señala que "se crea el Consejo de la Red Natural de Aragón como órgano asesor y de cordinación de la Red Natural de Aragón, cuya composición y funciones serán determinadas reglamentariamente". Esta norma se encuentra en la última fase de tramitación en ponencia, por lo que su primera lectura podría finalizar esta misma semana, para pasar por la Comisión de Medio Ambiente y llegar al pleno antes de diciembre.

De hecho, es incluso posible que, pese a la tramitación del decreto que regulará su funcionamiento, el consejo pudiera no ver la luz. El PP mantiene una enmienda de supresión a ese punto que todavía no ha sido debatida.

El responsable de Medio Ambiente del Grupo Popular en las Cortes de Aragón, Eloy Suárez, calificó la iniciativa de la DGA de "infumable". "Esa no es la forma en la que debe crearse el consejo", dijo. "Aprovechan el proyecto de ley para colarlo por la puerta de atrás", añadió.

La medida tampoco ha gustado a CHA. Su responsable ambiental, la diputada Yolanda Echeverría, presentó el lunes una alegación al proyecto de decreto --era el último día para hacerlo-- en la que solicita "la paralización inmediata" del expediente para evitar que termine incurriendo en "un grave defecto de forma que pueda llevar a la declaración de su nulidad". La regulación reglamentaria de la composición y funciones del consejo, anota, no puede comenzar antes de que una ley cree el organismo.

Fuentes de la DGA, por su parte, indicaron que la creación del consejo es jurídicamente viable en cualquier norma con rango de ley y que, igualmente, puede ser constituido mediante un decreto. No obstante, indicaron que la consejería que dirige Alfredo Boné tendrá en cuenta todas las alegaciones.

El documento de Echeverría considera la inclusión de la disposición adicional "totalmente defectuosa" y una "falta de respeto" a las Cortes, al tiempo que califica de "virtual" al consejo, "puesto que todavía no ha sido creado por una ley". "El Gobierno carece de la previa autorización de las Cortes para poder iniciar el trámite" del decreto.