La Policía de Jaca intervino el pasado fin de semana un alijo de droga en el que, además de cocaína, también había una partida de cristal, una peligrosa metanfetamina más barata y con efectos más prolongados que la cocaína, cuyo consumo no estaba muy extendido hasta ahora en Aragón. Sin embargo, es el segundo alijo confiscado en menos de una semana en la comunidad, lo que hace temer que se esté incrementando su distribución.

La operación policial culmina una investigación que se inició hace varias semanas en torno a un joven de 19 años residente en Jaca y originario de Valencia, del que se sospechaba que traficaba con estupefacientes.

Al tenerse conocimiento de que el sospechoso había viajado la pasada semana a Valencia, se desplegó un dispositivo de vigilancia para detectar su regreso y el domingo se interceptó el coche en el que viajaba con un compañero de trabajo.

En el vehículo se encontraron 14 gramos de cocaína, la mitad de ellos en roca y el resto, en papelinas para su distribución; 90 dosis de anabolizantes y 40 de testosterona, además de una báscula para el pesaje de la droga. El alijo también comprendía 61 gramos de cristal, suficiente para fabricar 240 dosis.

LA DROGA El cristal es un clorhidrato de metanfetamina, conocido también como met y cranck, que comenzó a difundirse en Estados Unidos en 1985, y su distribución en algunos lugares es superior a la de la cocaína. Se consume por inhalación, en forma de cigarrillo, por inyección o, simplemente, como un caramelo.

Según los expertos, las metanfetaminas se encuentran a caballo entre las anfetaminas puras y las drogas de diseño, y en una fase anterior a estas últimas que no requiere mucha elaboración. Esta circunstancia facilita su producción, que puede hacerse en cualquier casa y con material poco sofisticado, con lo que su precio de mercado queda muy reducido.

Del mismo grupo que el cristal, y con más difusión, es el hielo (ice) o vidrio (glass), que tiene una apariencia semejante a un cristal translúcido, o lo que conocemos como azúcar cande.

El éxito de estas drogas en varios países se debe a que son sustancias que producen efectos similares a los de la cocaína y que tardan más en ser eliminadas por el organismo. Sus efectos estimulantes se prolongan. Todas estas características las han hecho muy populares entre adolescentes y personas con pocos recursos económicos.

Con ser pequeño, el alijo de Jaca es el más importante de esta droga que ha intervenido la Policía en Aragón hasta el momento. El detenido, que pasó ayer a disposición judicial, ingresó en prisión tras prestar declaración.