La Delegación del Gobierno en Aragón ha denegado a la Plataforma en Defensa del Mercado la autorización para realizar una manifestación con furgonetas para reclamar su malestar por el traslado al entorno del Príncipe Felipe. Los comerciantes tenían intención de iniciar una nueva serie de concentraciones en señal de protesta en la plaza del Pilar, frente al Ayuntamiento de Zaragoza, para exigir que se busque un nuevo emplazamiento. Quieren la calle Jerusalén o La Chimenea.