Basta ya!. Los partidos políticos aragoneses se mostraron ayer satisfechos por que el Vaticano haya pedido, una vez más, que los bienes religiosos de parroquias aragonesas depositados en el museo leridano vuelvan a Aragón, y afirmaron que ya es hora de actuar y de que se cese o traslade al Obispo de Lérida ante su actitud de desobediencia.

El presidente del Partido Popular en Aragón, Gustavo Alcalde, señaló en declaraciones a Efe que es "inconcebible" que el obispo de Lérida, Francisco Javier Ciuraneta, una vez conocida la resolución vaticana, siga "enrocado" en su postura "impresentable" de no obedecer las órdenes del Vaticano, por lo que, afirmó, ya es hora de que le trasladen a otro lugar o le cesen.

Pidió al presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, que "salga de las trincheras en las que se oculta" y "decididamente" convoque a todas las formaciones políticas a una reunión en la que se debería apostar por la convocatoria de una gran manifestación en Zaragoza.

El portavoz del grupo parlamentario de CHA, Chesús Bernal, dijo que es la "hora de atornillar" y actuar no sólo en ámbitos eclesiásticos sino también en el civil y se refirió en concreto al Gobierno español. Ante este "culebrón vaticano", Bernal aseguró que es el momento de plantear una movilización, desde la sociedad y los partidos, no desde la presidencia de Marcelino Iglesias. Para el diputado de CHA, el obispo de Lérida "juega al despiste" y hay que dar "un puñetazo en la mesa".

El PAR vuelve a exigir el cese "fulminante" del obispo de Lérida que, a juicio de Javier Allué, está claro que denota cierta "chulería y mofa", que pretende desobedecer a la Santa Sede y evitar la devolución de los bienes religiosos y que "parece más un diputado provincial o autonómico que un obispo".

La diputada del PSOE Ana Fernández mostró satisfacción por la resolución del Vaticano que reafirma la devolución de las piezas a sus legítimos dueños, aunque dijo que Ciuraneta sigue insistiendo y sólo quiere alargar el proceso con maniobras dilatorias.

IU VA MÁS ALLÁ Por su parte, el coordinador de IU-Aragón, Adolfo Barrena, considera que el Gobierno Español debería dejar "de financiar a la Iglesia y de reconocer a un estado extranjero en nuestro territorio y romper el concordato" con la Santa Sede. En opinión del líder de IU, "una vez más la Iglesia hace el ridículo". Con esta situación, Adolfo Barrena consideró que se está fomentando el "anticatalanismo" en Aragón y el "antiaragonesismo" en Cataluña y "a eso --dijo-- no va a jugar IU".

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, mostró su "gran satisfacción" por la decisión del Vaticano y advirtió al prelado de Lérida de que "es hora" de devolver las piezas "sin más excusas". Iglesias dijo también que mantiene el viaje previsto a Roma para entrevistarse con las autoridades vaticanas "a no ser que devuelva las obras" antes de mitad de noviembre", algo que consideró improbable.