El próximo año, el de las elecciones, ha sido el elegido por el teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Antonio Becerril, para subirle el sueldo a los catorce alcaldes de los barrios rurales de Zaragoza. Los representantes de Juan Alberto Belloch en la periferia de la ciudad pasarán a cobrar 911 euros mensuales, 220 más de lo que han percibido durante toda esta legislatura.

Con este aumento, el Ayuntamiento de Zaragoza quiere "dignificar" el sueldo de los alcaldes, al entender que su trabajo de representación y responsabilidad no se encontraba bien retribuido. Además , los ediles disponen de un teléfono móvil con 100 euros de saldo.

La subida se hizo pública ayer durante la comparecencia del teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Antonio Becerril, para explicar el presupuesto de su departamento para el año 2007.

Según explicó Becerril, el área incrementará el presupuesto de forma global en un 17% respecto a este año. Esto permitirá aumentar la capacidad de autogestión de los distritos y los barrios rurales. Sobre todo, de estos últimos puesto que su asignación crece un 60% con respecto al 2006. "Con estas partidas de desconcentración, se logra una mejora sustancial en la capacidad de autogestión de los alcaldes rurales en materia de gasto corriente pasando de 112.585 euros en 2006 a 180.136 este año próximo", indicó Becerril a través de un comunicado.

Quienes no se mostraron satisfechos con estas cifras fueron los miembros del Partido Aragonés, quienes acusaron a Becerril de estar maquillando los datos. Según los aragonesistas, el área de Barrios Rurales pasa de 5,1 millones a 4,9, lo que supone un descenso del 3,5%. "No hay obras ni infraestructuras nuevas ni ambiciosas, y las cifras inversoras bajan respecto al 2006. Creemos que es un presupuesto con muchas lagunas y que sigue sin resolver los numerosos problemas de los vecinos de los distritos y barrios rurales de Zaragoza", dijo Elena Allué.

Becerril, por su parte, puso el acento en la consolidación de la partida de la operación aceras, asfalto y caminos de la periferia, que se dotará con 750.000 euros.