El presidente del PAR, José Ángel Biel, no confirmó ayer lo que adelantó ayer lo que adelantó este periódico hace dos días y hoy anunciará en rueda de prensa: que será el próximo candidato del PAR a la alcaldía, pero por sus veladas referencias de ayer, ya habló en clave política municipal. E ironizó durante una réplica en la comisión de Economía de las Cortes al portavoz del PP, Antonio Suárez: "Ya me gustaría a mi tener competencias en seguridad, porque mi verdadera vocación es la de ministro del Interior".

Biel, que hoy anunciará su decisión respecto a la alcaldía de la capital aragonesa, hizo esta broma cuando le recordó a Suárez que el Gobierno de Aragón no tiene competencias de seguridad, pero le aseguró que si las tuviera, no habría sucedido lo que ocurrió la semana pasada en delegación del Gobierno, en la que la comixión mixta que organiza la llegada a Aragón de una unidad de la Policía Nacional se reunió sin que se presentaran los miembros de la DGA. Esta ausencia motivó un encontronazo entre instituciones.

POLICÍA LOCAL El consejero de Presidencia también hizo referencia ayer, a la ley de la Policía Local, que tuvo que ser retirada ante la fuerte oposición sindical que encontró en Zaragoza. José Ángel Biel reconoció que ha sido la cuestión que más discrepancias le ha provocado, y por eso anunció que será una cuestión primordial en cualquier negociación postelectoral. El aragonesista recordó que esa cuestión le causó problemas con sus socios socialistas y avisó a PSOE y PP que tras la elecciones, la ley de la Policía Local que él "quiere" tendrá que incluirse en cualquier pacto de gobierno.

Biel quiso ser respetuoso, ya que hablaba en calidad de miembro del Gobierno y no como responsable de un partido, y no hizo mención a su candidatura al Ayuntamiento de Zaragoza, a pesar de las suaves indirectas que algún miembro de otros grupos --como el popular Antonio Suárez-- le lanzó.

"SAN IMPRESCINDIBLE" El grupo que horas antes sí criticó la candidatura de Biel fue CHA. Así, el portavoz en las Cortes, Chesús Bernal, afirmó: "San Imprescindible ya no está entre nosotros. Biel no da una buena sensación de partido estructurado o armado". Es una de las consideraciones que hizo ayer el portavoz de CHA en las Cortes, Chesús Bernal, sobre la doble candidatura del presidente del PAR y vicepresidente aragonés a la DGA y al Ayuntamiento de Zaragoza en las elecciones del próximo mayo. Los nacionalistas respetaron la decisión de los aragonesistas, pero no consideraron que esta sea una propuesta "seria".

Bernal utilizó expresiones futbolísticas para referirse a esta medida. "Que la misma persona juegue de todo, de delantero, de defensa y de portero, no da buena imagen; no parece que haya gente bastante en la plantilla", comentó. Y añadió: "Si uno lo hace todo, el resultado no suele ser bueno".

Su compañero y presidente de la formación, Bizén Fuster, aseguró que a CHA "no le va nada mal" que Biel sea alcaldable por Zaragoza y afirmó también que los nacionalistas respetan a los candidatos del resto de partidos. No obstante, consideró que la opinión pública verá la doble candidatura "como una falta de responsabilidad y seriedad".

Fuster sí atacó directamente a Biel por otra cuestión: la política urbanística desarrollada en ayuntamientos del entorno de Zaragoza que están gestionados por el PAR, como La Muela o Cuarte. Al respecto, añadió, en ataque directo al presidente del PAR, que "quien ampara o jalona la acción de estos alcaldes, como hace Biel, es cómplice o copartícipe de los desaguisados". El PAR replicó a través de Javier Allué, quien aseguró que CHA es "cobarde" y está "nerviosa". Allué afirmó que involucran a Biel "para tapar la nefasta gestión urbanística de Zaragoza y de Antonio Gaspar, que debería aprender "de otros municipios".