La Comarca de Tarazona y el Moncayo contará con el servicio de lavandería la próxima primavera. El pleno comarcal ha aprobado una partida 110.000 euros destinados al equipamiento de este nuevo servicio, un presupuesto con el que se podrá poner en marcha la lavandería comarcal "un proyecto pionero en Aragón" tal y como indicó el presidente comarcal, Jesús Fernández.

En la actualidad, se está realizando las diferentes instalaciones del edificio, ubicado en el complejo de Santo Domingo, en Novallas. En este inmueble se ubica un comedor a modo de centro de día y ahora se está acondicionando uno de las edificaciones anexas.

El importe de esta fase es de 90.000 euros y con ella los locales estarán preparados para recibir la maquinaria necesaria para comenzar a funcionar. Por ello y, como explica el presidente comarcal, Jesús Fernández, "con la nueva partida presupuestaria se comprarán las máquinas antes de que acaben las obras, adelantando el plazo de apertura".

En cuanto a la gestión del servicio social, el representante comarcal asegura que no se ha tratado aún en el consejo si será una gestión directa o indirecta, un tema que se abordará en las próximas semanas. Jesús Fernández espera que exista consenso dentro del gobierno comarcal para formalizar la gestión antes de final de año. Tampoco se conoce el coste que supondrá a los usuarios "pero los precios serán populares".

En cualquier caso, el máximo representante espera que "el servicio llegue a toda la comarca". Como dice, "la lavandería, como otros servicios que se plantearán, pretender facilitar la vida de los mayores ayudándoles a permanecer en sus hogares el mayor tiempo posible".

SELLADO DEL VERTEDERO No ha sido esta la única iniciativa que emprenderá la comarca. En las próximas semanas se licitará la ejecución de la segunda fase del sellado del vertedero comarcal, una obra con la que finalizará el proyecto. Según explica Jesús Fernández, presidente de Tarazona y el Moncayo, el gobierno comarcal cuenta con la última subvención de Fondos de Cohesión por un importe de 420.000 euros, con la que se completa el presupuesto de casi 700.000 euros que cuesta el sellado.

De esta manera se cumple el compromiso de Gobierno de Aragón de aportar los fondos con los que se finalizará el sellado del vertedero de la comarca. El proyecto se encuentra entre los acuerdos destinados al servicio de recogida y tratamiento de residuos urbanos en diferentes comarcas, aprobado en el mes de junio por el Consejo de Gobierno.

Según Fernández, la adjudicación de la obra podría ser una realidad en noviembre y, desde entonces, transcurrirán cuatro meses hasta que se complete la ejecución. "Así se da solución a una de los proyectos problemáticos de la comarca, un problema heredado con las competencias sobre residuos", asegura.

Jesús Fernández ha explicado en varias ocasiones que las arcas comarcales no podían hacer frente a una primeras memorias que valoraban en un millón de euros el sellado, ya que hubiera restado otras inversiones en los municipios. En ese sentido destaca que la Dirección General de Calidad, con la que han mantenido diversas reuniones, ha mostrado "sensibilidad" hacia el problema.