Mañana comienza en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza la edición de 20 aniversario del Rastrillo de la Fundación Ozanam que, este año, quiere superar su récord de recaudación del 2005 y redondear su cifra hasta los 600.000 euros. 800 voluntarias, que componen todo un ejército de buenas causas pertrechadas con sus delantales rojos, se pondrán detrás de los numerosos stands desde mañana y hasta el 5 de noviembre, en horario ininterrumpido de 11 a 21 horas. Enrique Santamaría, presidente de la fundación, Ana María Cortés, vicepresidenta, Pía Arcal, del equipo coordinador del Rastrillo, y Cristina Miranda, de la Obra Social de Ibercaja, presentaron ayer esta convocatoria en Zaragoza. Además de las compras solidarias (a muy buen precio en algunos casos y de productos que van desde la ropa a la alimentación, el mueble y el regalo) este año habrá algunas novedades. Durante los dos fines de semana, habrá un espacio reservado para los más pequeños, con hinchables y otras atracciones. Además se establecen los Días de..., monográficos sobre libros, alimentos de Aragón y electrodomésticos.