PSOE, PP y PAR unieron ayer sus votos, en la primera sesión de la ponencia que estudia el proyecto de Ley de Derecho de la Persona, para borrar del texto el polémico artículo que facultaba a las muchachas aragonesas para decidir por si solas, a partir de los 14 años y si contaban con "juicio suficiente" para comprender el calado de su elección, la posibilidad de someterse a una interrupción de embarazo. Los menores adquieren en Aragón parte de su mayoría de edad civil a los 14.

Los tres partidos, que suman el 85% de los escaños de las Cortes de Aragón, impusieron, con el voto en contra de CHA e IU, la enmienda de supresión de ese precepto que habían presentado conjuntamente.

De la misma forma, los tres grupos rechazaron las tres enmiendas a ese artículo formalizadas por CHA, que contó con el apoyo de IU. Los nacionalistas proponían que el consentimiento de las menores requiriera el asesoramiento de expertos, que el alcance del juicio de la muchacha fuera determinado por un juez y que, si la niña fuera incapaz de tomar la decisión, la práctica de un aborto requiriera, previamente, que los padres o tutores --y subsidiariamente el juez-- apreciaran conjuntamente que el interés de la menor exigiera la intervención.

La regulación de la decisión sobre el aborto para las muchachas de 14 a 18 años ha sido el punto más polémico del proyecto de Ley de Derecho de la Persona --la cuarta pata de la actualización del Derecho Civil Aragonés-- desde que comenzó a preparar su texto la Comisión Asesora de Derecho Civil, un órgano concultivo de la DGA integrado por prestigiosos juristas y operadores juridicos aragoneses. De hecho, fue el único artículo cuya redacción no salió aprobada por unanimidad sino por mayoría. Fue, también, el único que tuvo que ser sometido a votación.

El Consejo de Gobierno de la DGA recibió el anteproyecto de ley redactado por la comisión y lo remitió a las Cortes como proyecto legislativo sin cambiar una coma, como ha hecho hasta ahora con todas las normas sobre Derecho Civil.

Sin embargo, la inclusión del artículo sobre el aborto, adelantada por EL PERIÓDICO, desató una intensa polémica. Tanto como para que el buzón cibernético de la DGA recibiera de activistas provida el mayor bombardeo de correos electrónicos --fue organizado-- que recuerdan sus responsables.

Por otro lado, los representantes de los cinco grupos parlamentarios aceptaron la propuesta de CHA para que los menores puedan solicitar a partir de los 14 "la sustitución de su nombre propio por su equivalente onomástico en cualquiera de las lenguas propias de Aragón".