La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, asistirá hoy a la reapertura de la iglesia gótica-mudéjar de San Pedro de los Francos de Calatayud, un acto oficial al que acudirá también el alcalde Fernando Martín. De esta forma se pone de nuevo en uso, un edifico de gran valor artístico, con un importante significado histórico y que, durante muchos años, se dio prácticamente por perdido debido al avanzado estado de ruina en el que se encontraba y el cuantioso coste de su restauración.

La cooperación institucional impulsada por del Ayuntamiento de Calatayud y a la que respondieron en positivo el Gobierno central y el Gobierno de Aragón ha permitido las rehabilitación de San Pedro los Francos. Las obras comenzaron en el 2002 y finalizaron hace casi dos años, tras una inversión de 2.508.230 euros. Esta cantidad, tal y como se fijó en el convenio tripartito, ha sido sufragada en el 50% por el Gobierno central, en un 30% por la comunidad autónoma y en un 20 por ciento por el Ayuntamiento de Calatayud.

A ese presupuesto se le han añadido en las últimas semanas otros 18.000 euros en trabajos de retoques finales asumidos por el consistorio, para que no se demorara más la reapertura del edificio. Paralizada desde 1979, hace veintisiete años que ésta iglesia cerró sus puertas al público. Fue un año después de que este escenario histórico-artístico sirviera como sede de la constitución de las Cortes de Aragón, en pleno proceso de conformación de la realidad autonómica.