La futura estación de autobuses de Zaragoza ya dispone de sociedad anónima para su explotación: Estación Central de Autobuses y Viajeros de Zaragoza SA. Este es el nombre que figura en el acuerdo de constitución firmado ayer por representantes del Gobierno de Aragón y de la empresa ganadora del concurso para la gestión de la terminal (Asociación Empresarial de Transporte Interurbano de Viajeros en Autobús en Aragón --Aetiva--).

El capital social de la nueva empresa asciende a 500.000 euros, de los que un 15% aporta el Gobierno de Aragón para participar en la gestión y explotación de esta infraestructura. La nueva sociedad fija su domicilio en Zaragoza y su objeto consistirá exclusivamente en la ejecución del contrato de servicio público para la explotación de la estación, que se basó en un canon anual de 126.000 euros (1.000 euros más que el establecido como base en el propio concurso).

La empresa concesionaria tiene intención de abrir sus puertas el próximo mes de marzo. Para ello, tiene que redactar en los próximos dos meses el proyecto de una serie de obras de adaptación de la terminal. Estos trabajos, valorados en algo más de tres millones de euros, deberán acometerse en los tres meses siguientes.

Como ya adelantó este diario, el máximo responsable de la sociedad mixta recién constituida será Antonio González, exdirector general de Transportes Urbanos de Zaragoza (TUZSA). La empresa que ganó el concurso para la explotación de las instalaciones le fichó el pasado mes de septiembre para asumir la dirección del nuevo ente.

El primer y difícil reto profesional de González será abrir la terminal la próxima primavera sorteando el previsible caos viario que provocará las obras del barrio del AVE, una cuestión que preocupa mucho a las empresas de transporte que preparan su traslado a la estación intermodal de Delicias.