El servicio de Medicina Nuclear del hospital Clínico de Zaragoza cuenta con dos nuevos aparatos que mejorarán notablemente sus diagnósticos, fundamentalmente en la localización de tumores cancerígenos y en las patologías óseas. El centro ha estrenado dos gammacámaras híbridas SPECT-TAC que reúnen en un solo aparato las ventajas de esta tecnología y las de los rayos X. De este modo, se pueden localizar automáticamente las lesiones y optimizar la exactitud e interpretación de los estudios.

Las aplicaciones de esta tecnología están indicadas en oncología, cardiología (enfermedad coronaria), cirugía radioguiada (identificación del ganglio centinela, adenoma paratifoideo y tumores neuroendocrinos) y en otras aplicaciones como hiperparatiroidismo primario, hemangioma hepático, procesos infecciosos e inflamatorios y lesiones óseas benignas.

La fusión de estas dos tecnologías evita los inconvenientes derivados de la interpretación de las dos exploraciones por separado y no solamente puede añadir información al diagnóstico, sino contribuir a la selección del tratamiento más adecuado. "Por fusión de imágenes se entiende el proceso de superponer distintas imágenes de un mismo paciente y órgano obtenidas con técnicas de imagen de distinta modalidad", explicó ayer el jefe del servicio de Medicina Nuclear del centro, Javier Banzo Marraco. De este modo, se pueden obtener imágenes radiológicas de suficiente calidad como para dar un soporte anatómico a las imágenes funcionales.

En la actualidad hay tres gammacámaras tomográficas de doble detector en el hospital Clínico, dos de ellas híbridas SPECT-TAC. De ellas, una de ellas es nueva y adquirida recientemente, mientras que la segunda fue adquirida en el 2003, con la posibilidad de hacer escáner, y a la que se le ha colocado un tubo de rayos X.

UNA TECNOLOGÍA EXCLUSIVA "Es una nueva tecnología que ha sido demandada y solicitada por el servicio de Medicina Nuclear, una técnica sofisticada muy novedosa en Aragón donde es el primer aparato de estas características. Además, está donde debe estar, en el servicio donde mejor partido, uso y diagnóstico se pueden obtener para las patologías que se tratan en Aragón", indicó la consejera de Salud, Luisa María Noeno, ayer en la presentación de los aparatos.

Las nuevas gammacámaras forman parte de los adquiridos a través del Plan de Ordenación de Alta Tecnología del Departamento de Salud. "Desde el 2005 se han renovado 47 equipos de alta tecnología en Aragón en una inversión global de más de 17 millones de euros", indicó Noeno. "Y para mantener el liderazgo del sistema sanitario público es necesario modernizar la oferta de servicios, y esto pasa por mantener el nivel inversor", añadió la titular de Salud.