Ricardo Constante, cantautor oscense, exintegrante del grupo Hato de Foces, y --entre otras cosas-- presidente de la Federación Aragonesa de Bádminton, ha escrito una canción sobre los bienes de la Franja Oriental de Huesca retenidos por el obispado de Lérida. Un tema que repasa --con ironía y sentido del humor-- el listado de las piezas que esa diócesis no quiere devolver y que supone una nueva fórmula de reivindicación del patrimonio.

El artista ha grabado un primer disco con su grupo que se llama Constante y sonante y que es una visión muy particular de la tierra aragonesa, de sus gentes, sus paisajes, sus problemas y sus virtudes. ""No es que sea un cantautor protesta. Protesto como cualquier aragonés que siente su tierra", explicó ayer. En ese contexto, pensó que era hora de hacer una canción sobre los bienes, "de los que todo el mundo hablaba y que mucha gente desconocía".

Así que se molestó en conocer el listado de las 113 piezas y compuso un tema con él. "Está claro que todos no caben, pero he querido jugar con la idea e ir introduciendo bienes con mucho sentido del humor".

Ricardo Constante lleva tiempo en el mundo de la música y consideró que esta apuesta "solidaria con un tema candente" encajaba muy bien en el proyecto de su segundo disco, aún por editar. Ahora ha grabado el tema en una maqueta, "a toda prisa", por la expectación que ha despertado tras haberlo dado a conocer en algunos de sus conciertos. "La grabación no es muy buena. No tiene nada que ver ni con el directo ni con el montaje. Pero ahí está. Y estará en el segundo disco si la cosa sigue así", apunta Constante.