Turismo de Aragón obligará a Loarre Turismo Activo, la empresa del concejal del PAR de Loarre Roberto Orós que gestiona el centro de visitas del castillo de la localidad, a reintegrarle el coste de dos facturas del suministro eléctrico del establecimiento, así como otras referentes al suministro de agua y al teléfono del local, pagadas por la DGA en los primeros meses en que la firma se ha encargado de las instalaciones.

Un portavoz de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo explicó que la DGA asumió las facturas porque todavía no se había cambiado la titularidad de los contadores. Según indicó, los servicios del centro de Loarre tenían como titular a Turismo de Aragón, empresa pública a la que está adscrito el edificio, propiedad del Gobierno de Aragón. Según indicó, esta asumió los servicios hasta que se produjo la modificación del pagano. El contrato de Endesa llegó la semana pasada. Hacía ya tres meses que Turismo de Aragón y Loarre Turismo Activo habían formalizado, el 20 de julio pasado, el contrato por el que la gestión del centro era adjudicada a la empresa por un periodo de cinco años.

La existencia de la factura --correspondiente al consumo del 15 de julio al 27 de septiembre, de 972 euros-- fue revelada el jueves en la Comisión de Industria de las Cortes por el diputado de CHA Pedro Lobera, que calificó su pago por la DGA de "trato de favor". El nacionalista señaló algunas presuntas irregularidades en la adjudicación del contrato a Loarre Turismo Activo. Entre otras, que la empresa se constituyó con el concurso ya en marcha y le fue adjudicado el mismo día que el Registro Mercantil comunicó su inscripción. También, que una empresa recién creada, aunque un socio gestionó el centro varios años, no podía aportar experiencia en el ramo, uno de los méritos a valorar.

El portavoz de Industria señaló que "la experiencia se valora" y añadió que la ley exige que las empresas estén "debidamente inscritas" al firmar los contratos, pero no al serles adjudicados.