Urbanismo aprobará el martes la licencia de obras que permitirá comenzar la construcción de 112 viviendas en el solar de la avenida de Ranillas, junto al edificio de la CREA, en el que se ubicará la Ciudad Expo. Las contratistas, Ebrosa y Estructuras Aragón, han señalizado ya la obra y han ejecutado las catas previas para comenzar la construcción de estos pisos que durante seis meses del 2008 se alquilarán por 600 euros al mes a la sociedad pública Expoagua para después ser puestas a disposición de visitantes de la muestra.

Las dos empresas adjudicatarias se comprometieron por escrito a entregar las viviendas el 15 de abril del 2008, por lo que los plazos apremian para tener listo un edificio diseñado por el arquitecto Basilio Tobías. Cuando acabe la muestra, los pisos serán enajenados. La repercusión del valor del suelo en cada vivienda podría llegar hasta los 250.000 euros por piso, por lo que el precio final de mercado podría superar los 600.000 euros.

Durante la muestra, los pisos de la Ciudad Expo podrán ser alquilados a visitantes --están especialmente pensados para familias-- a "precios razonables" durante un máximo de tres días.

Suelo y Vivienda de Aragón adjudicó la parcela en junio en 28,5 millones de euros con el compromiso de construir en Zaragoza un instituto de enseñanza secundaria, un centro de salud, cuatro escuelas infantiles, una biblioteca y un centro de mayores.

CONTRATACIÓN Por otra parte, el director del Centro Empresarial de Apoyo a la Expo 2008, Miguel Ángel Lucía, presentó ayer a un grupo de empresarios aragoneses las posibilidades de contratación conjuntas que permite la Exposición Internacional, entre las que resaltó las uniones temporales de empresas (UTE) y los consorcios.

Miguel Ángel Lucía participó en la sesión divulgativa Licitaciones conjuntas y posibilidades de contratación Expo 2008, que se enmarca en el programa de actividades informativas y monográficas que desarrolla el Centro Empresarial de Apoyo a la Muestra.

"Todavía queda muchísimo por licitar para la Expo 2008 y todo sale a concurso público. Es un buen momento para que las pequeñas empresas, que solas no podrían participar, junto a otras empresas, puedan llegar a ser las contratistas principales", afirmó Miguel Ángel Lucía.