Todavía es un proyecto incipiente, sin concretar, pero en los próximos años Caspe contará con una nueva empresa que se situará en las naves del Centro Empresarial Tecnológico Textil, una iniciativa que nunca llegó a cuajar a pesar de que contaba con ayudas FEDER de la Unión Europea y cuyas instalaciones comprará en los próximos días el Gobierno de Aragón, según anunció ayer el presidente Marcelino Iglesias, en una visita a la capital bajoaragonesa.

Con la adquisición de las propiedades por parte de la Administración regional, se negociará la implantación de una gran empresa que nutra de un buen número de empleos a la localidad. Sin embargo, hasta ahora no hay concretada ninguna oferta, pero según apuntaron fuentes de la DGA tras el anuncio lanzado ayer por Iglesias, a partir de la adquisición inminente se podrá negociar la llegada a Caspe de una empresa que utilice las naves para desarrollar su negocio.

El centro empresarial tecnológico de Caspe se ideó a finales de los años 90 con la idea de ofrecer servicios a las empresas textiles que realizaban su actividad en la comarca --muy numerosas y de reconocido prestigio y a la que acudían un gran número de clientes de todo Aragón, Cataluña y Valencia-- y prestaba soporte técnico para la realización de actividades diseño, patronaje, corte y almacenaje, así como asesoramiento acerca de la organización de la producción. Sin embargo, y a pesar de contar con los apoyos necesarios de las administraciones y las ayudas comunitarias, el proyecto, situado en el polígono industrial El Castillo, nunca fructificó.

POLÍGONO INDUSTRIAL Iglesias también dio una importante noticia. El polígono industrial de la localidad se licitará a comienzos del próximo año por un importe de cinco millones de euros, y a partir de entonces las obras se podrán iniciar en meses sucesivos.

Por otra parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, hizo un balance de la gestión de Ejecutivo autónomo en la ciudad bajoaragonesa, y anunció que uno de los proyectos más esperados y polémicos, la construcción de la residencia de la Tercera Edad, será pronto una realidad. Para ello, la DGA destinará 600.000 euros.

REHABILITACIÓN Durante su comparecencia tras la inauguración del firme renovado de la A-230, que une Caspe con la N-II a su paso por Bujaraloz, Iglesias también recordó la labor realizada en la rehabilitación del castillo y la Colegiata de Caspe y además avanzó que el Ayuntamiento de Caspe también sufrirá una importante rehabilitación, para la que la DGA destinará medio millón de euros, tal y como se aprobó en el último consejo de gobierno del Ejecutivo autónomo.

Por último, también comprometió, ante el Delegado del Gobierno central en Aragón, Javier Fernández, el acondicionamiento de la travesía de Caspe, actualmente en malas condiciones. Según dijo Iglesias, el Ministerio de Fomento emprenderá los estudios para realizar la mejora en breve, aunque el Gobierno central no ha realizado por el momento ningún estudio ni puede aportar datos sobre esta obra.