Dos vehículos de la Policía Local y de la Policía Nacional de Zaragoza protagonizaron ayer un espectacular choque en la confluencia del Coso con la calle Blancas, frente al teatro Principal, en el que los agentes de ambos vehículos sufrieron heridas leves.

Según fuentes de la Policía Local de Zaragoza, los hechos sucedieron pasadas la 1.15 horas de la madrugada cuando un coche patrulla de la Policía Local, que circulaba con carácter prioritario por el Coso, intentó esquivar un coche que salía de la calle Blancas. El conductor del vehículo oficial perdió el control del coche, invadió el carril contrario y se empotró contra una furgoneta de la Policía Judicial que se encontraba parada en un semáforo en dirección contraria.

Según explicaron a este diario varios testigos presenciales del suceso, el coche de la Policía Nacional circulaba a "gran velocidad" en el momento de la colisión y por eso no pudo frenar sin impactar con el coche de sus compañeros de profesión que se encontraba parado en un semáforo del carril contrario.

Tanto los ocupantes como los conductores de los dos coches policiales sufrieron heridas leves, pero no fue preciso su traslado a ningún centro hospitalario de la capital aragonesa.

Tampoco fue necesaria ninguna atención sanitaria para el conductor de nacionalidad china, identificado como Yingxue W., de 29 años, del vehículo matrícula Z7982BS que salía de la calle Blancas y al que el primer coche policial trató de evitar.

Por la coincidencia con el fin de semana y la proximidad de la zona del accidente con las zonas de bares de la ciudad, la colisión congregó a numerosos curiosos en torno a los vehículos siniestrados.

Por otra parte, un hombre de 41 años, identificado como Rafael J. D., sufrió ayer heridas graves tras perder el control de la motocicleta que conducía y caer a la calzada. Los hechos ocurrieron a las 3.55 horas en la calle Mariano Barbasán.

El conductor, que llevaba casco protector en el momento del accidente, fue asistido de lesiones de pronóstico grave en el servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, hasta donde fue trasladado en una ambulancia del servicio del 061.