Los alcaldes de Almacelles y Tamarite de Litera, Josep Ibars y Francisco Mateo, quitaron hierro al conflicto y aseguraron que no afecta a las relaciones entre los municipios. "Habría que solucionar el problema, pero no le ponemos más énfasis del que debemos. No queremos crispar las relaciones entre vecinos", señaló Ibars. "Si podemos evitar polémicas, mejor", añadió. Mateo anotó que la resolución del problema es relativamente sencilla en cuanto a la superficie afectada, pero Ibars, insistió en el derecho de Almacelles a incorporarse las tierras.