Un joven de 19 años, Luis Carlos M. V., fue detenido ayer como presunto autor de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad, ya que arrolló y arrastró durante 70 metros al policía local que le dio el alto a la salida del aparcamiento de la plaza del Pilar de Zaragoza.

Los hechos ocurrieron a las 7.40 horas de la mañana en la calle Florencio Jardiel, a la salida del estacionamiento. El detenido conducía el vehículo con matrícula Z-1691-BF cuando un agente procedió a darle el alto. Cuando este se acercó al coche, el conductor arrancó, arrollando al agente, a quien llegó a arrastrar unos 70 metros por la calzada, tras lo que se dio a la fuga.

Tras abandonar el vehículo en el paseo de Echegaray, el joven saltó por un desnivel a las instalaciones del Club Naútico, donde fue detenido. Fuentes de la Policía Local aseguraron ayer desconocer si al joven se le había realizado la prueba de alcoholemia. El agente tuvo que ser asistido en la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ) de las lesiones sufridas, fundamentalmente contusiones. Las mismas fuentes indicaron, en la tarde de ayer, que el agente ya había sido dado de alta.

Por otro lado, un joven de 22 años, Gheorghe E., fue detenido también por un presunto delito de conducción temeraria en la calle Valle de Broto, en el barrio del Actur. El hombre fue localizado con el vehículo radar a 80 kilómetros por hora y después colisionó en plaza Europa contra un camión estacionado. Allí la Policía procedió a su detención.