Las obras de construcción de 82 viviendas protegidas y un centro cultural en el solar de la calle Casta Álvarez, en pleno corazón de San Pablo, comenzarán antes de final de año. La Sociedad Municipal de Rehabilitación Urbana (SMR) adjudicó ayer los trabajos a la UTE Agraconsa Easa. Estas dos empresas se encargarán de hacer realidad el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) Armas-Casta Álvarez, uno de los proyectos estrella del Ayuntamiento de Zaragoza con el que se prevé rehabilitar sociourbanísticamente este sector, uno de los más degradados del Casco Histórico.

El plan se redactó a finales de los noventa y fue aprobado definitivamente por el ayuntamiento en 1999. Durante los últimos años se han ido expropiando las parcelas y edificios necesarios para su ejecución, algo cuya valoración global de actuación asciende a 10 millones de euros. De ellos, 1,77 millones de euros corresponden al proyecto, ya ejecutado, de pavimentación y renovación de servicios de las calles Armas, Casta Álvarez y Mosén Pedro Dosset.

A esta inversión previa de adquisición de suelo, se suman ahora los 8,6 millones por los que se ha adjudicado la construcción de las viviendas y el equipamiento cultural. Con ella se pone en marcha definitivamente esta actuación, que pretende ser modélica en la reconversión de ámbitos urbanos completos con problemas de deterioro físico y social.

El Plan Director, la base sobre la que se realiza esta intervención, plantea un ejercicio de renovación y de saneamiento urbanístico duradero en el tiempo. Para conseguirlo, se ha optado por la construcción de viviendas de precio bajo que atraiga población joven y por la creación de un equipamiento cultural que genere flujos ciudadanos. Se pretende garantizar así el continuo paso de personas por las calles Armas y Casta Álvarez, y la consiguiente reactivación del comercio en la zona. En la plaza pública en torno a la que se reordenarán las viviendas y el equipamiento, se quieren promover actividades sociales y cívicas que contribuyan a crear esos flujos ciudadanos.

La superficie en la que se va a intervenir supera los 4.200 metros cuadrados y consumirá una edificabilidad de 10.000. La plaza pública abarca una superficie de mil metros cuadrados.