La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, suscribió ayer en Huesca convenios para la recuperación de un total de 878 viviendas en ocho municipios de la Comunidad aragonesa de más de 8.000 habitantes, con una inversión global prevista de 43,6 millones de euros. Acompañada del presidente aragonés, Marcelino Iglesias, firmó acuerdos con el consejero de Obras Públicas, Javier Velasco, y los alcaldes de Jaca (186 viviendas), Monzón (148), Binéfar (40), Fraga (86) y Barbastro (96), todos de la provincia de Huesca.

Además, suscribió convenios con los municipios turolenses de Alcañiz (172 viviendas) y Andorra (74), así como con el de Tarazona (76), en Zaragoza.

Los convenios prevén una inversión global en rehabilitación y urbanización de 43,6 millones de euros, de los que alrededor de 10 serán aportados por el Ministerio de Vivienda, 6,8 por el Gobierno aragonés, 5,5 por los municipios y 20,3 por los propietarios de las viviendas.

En relación con las previsiones inversoras del ministerio en Aragón, Trujillo destacó el Plan de Vivienda prevé destinar en 2007 un total de 9 millones de euros para financiar 6.616 nuevas viviendas, así como 1,2 millones para la recuperación y rehabilitación del patrimonio.

Por otro lado, la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, dijo compartir una mayoría de las peticiones hechas en las manifestaciones realizadas en varios puntos del Estado, entre ellos en Zaragoza, convocada por la Asamblea contra la Precariedad y por una Vivienda Digna y a la que asistieron miles de jóvenes. Trujillo dijo que "con la mayoría de las peticiones nos identificamos y estamos trabajando en esa dirección", en favor de más vivienda protegida y menos especulación.

BAJAN LOS PRECIOS Asimismo, María Antonia Trujillo subrayó que aunque el incremento del precio de la vivienda en España está experimentando una "desaceleración gradual", en determinados mercados locales "hay acontecimientos que lo hacen subir", por lo que explicó que "cuando el Ministerio habla de precios de la vivienda habla de medias".

Trujillo destacó además que la Ley de Suelo, actualmente en tramitación parlamentaria, sustituirá a la ley del 98 que ha tenido "efectos nocivos para el desarrollo urbanístico e impedido que el acceso a la vivienda de muchos ciudadanos". La ley apuesta "por la transparencia y por la sostenibilidad en contra de la especulación y opacidad que tenía la Ley del 98 del PP, que tenía un efecto llamada a los especuladores, y donde todo valía", añadió.

Por su parte, el presidente de la DGA, Marcelino Iglesias, escuchó los elogios que le brindó la ministra por la política de vivienda del Gobierno aragonés, que consideró ejemplar. Asimismo, Iglesias garantizó que cumplirá su promesa de hacer 12.000 viviendas de Protección Oficial esta legislatura.