El concejal del PP de Calatayud José Luis Carnicer se ratificó ayer ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Aragón del "acoso" que ha sufrido por parte del alcalde bilbilitano, Fernando Martín, y del "chantaje" al que fue sometido el pasado 29 de julio por tres miembros de la junta local popular, Manuel Galochino, Pilar Trell y Lorenzo Delso, presidente de la agrupación. Carnicer señaló que estas tres personas le citaron para preocuparse de su salud y que, en el transcurso de la conversación, le amenazaron con sacar unas facturas irregulares que había en el ayuntamiento.

El edil señaló entonces y ratificó ayer que el día 18 de julio de 1999 el teniente de alcalde de Calatayud José Antonio Sanmiguel le pidió que, ante unas graves inundaciones de la ciudad, mantuviera abierta una cafetería de su propiedad durante toda la noche para dar de cenar a los voluntarios. Sin embargo, cuando Carnicer pasó la factura de unas 40.000 pesetas al ayuntamiento para cubrir los gastos, la interventora le informó que no podía pagarla, ya que era concejal y optaron por pasarla a través de otro negocio. Unos hechos que el PSOE ha denunciado ante la fiscalía.