EL PROPIETARIO de la joyería Roma, en el pasaje Palafox de Zaragoza, resultó ayer con heridas leves en un brazo y en un hombro al tratar de impedir un robo en su establecimiento. El agresor, que aparentaba 17 años, se apoderó de varias cruces, cadenas y colgantes y huyó a pie por las calles adyacentes. E. P.