Saviñán Los propietarios del palacio de los Condes de Argillo de Saviñán, de donde fue sustraido el cráneo del Papa Benedicto XIII, conocido como Papa Luna, el 7 de abril del 2000 están estudiando la posibilidad de que sea rehabilitado este inmueble que se encuentra actualmente abandonado y que vuelva a conservar la histórica calavera. Para ello, los numerosos herederos de este inmueble han comenzado a ponerse en contacto con algunas instituciones para conocer las subvenciones que podría recibir para afrontar esta actuación y evitar que este edificio termine siendo expropiado por la amenaza de ruina como sucedió recientemente con el inmueble que la familia poseía en el municipio de Morata de Jalón. E. P.