El presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, planteó ayer la necesidad de reforzar el papel de los parlamentos nacionales para tener más voz en Europa. Esta es una de las iniciativas que defendió el presidente de las Cortes de Aragón en las enmiendas planteadas ayer en la X Conferencia Anual de Asambleas Legislativas de Europa (CALRE) que se celebra en Venecia y que analiza el papel de las regiones en la construcción de la Unión Europea y su labor en relación con los ciudadanos. En la jornada de ayer se debatió el papel creciente que están teniendo las regiones en Europa, sobre todo con la asunción de nuevas competencias y la integración de nuevos miembros. Se aprobó adoptar las medidas necesarias para involucrar más en Europa a los parlamentos nacionales y a los regionales para que tengan más voz en la UE. En la CALRE, que está presidida por Ricardo Nencini, presidente de la región italiana de la Toscana, están 74 regiones de ocho países que representan a 200 millones de personas.