La reforma del hospital de Barbastro ha tenido en cuenta ya los nuevos preceptos en las instalaciones dedicadas a las parturientas. Además, el cuidado de este área ha sido exquisito, ya que el centro sanitario quiere conseguir el galardón de la iniciativa de Hospital Amigo de los Niños, que otorga Unicef. De este modo, se anima a los hospitales, servicios de salud, y en particular las salas de maternidad a adoptar las prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento. Parte de la nueva unidad Materno-Infantil de Barbastro abrió el pasado mes de junio. Cuenta con ocho habitaciones individuales, de un total de 19, la zona de nidos con ocho incubadoras, sala de cuidados del recién nacido, zona de lactancia, sala de juegos para los niños y despachos médicos. Todos los hospitales de nueva planta (centros de alta resolución, además de las futuras infraestructuras en Teruel y Alcañiz) contarán con una unidad adaptada al nuevo programa de atención al parto natural. En el resto de los centros las instalaciones se tendrán que remodelar conforme a los nuevos criterios, primando las habitaciones individuales para fomentar el contacto entre la madre y el niño.