El Gobierno central trabaja para que el incremento de las tarifas eléctricas para los regantes no sea superior a un 4% o un 4,5% este año, según indicó el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, al término del Congreso Internacional del Riego celebrado ayer en Zaragoza. Puxeu resaltó que se negocia con el Ministerio de Economía conseguir un plazo para que las comunidades de regantes puedan discutir un precio con su proveedor que les pueda evitar una pérdida de competitividad. No obstante, Puxeu recordó que las tarifas eléctricas llevan un año y medio de prórroga y que los acuerdos se deben hacer entre empresas eléctricas y grandes usuarios para tener un nivel de precios adecuado. También afirmó que el Ministerio de Medio Rural apuesta por los biocombustibles como una forma de crecimiento de la agricultura y que "estamos abocados a un incremento de producción". Por este motivo, la próxima semana el Gobierno solicitará en el Consejo de Ministros de la Unión Europea el desacoplamiento de las ayudas a los cultivos herbáceos.