La Universidad de Zaragoza sigue con su proceso de adaptación al espacio europeo. El Consejo de Gobierno aprobó ayer la memoria de verificación de catorce nuevas enseñanzas de másteres. Todos ellos serán remitidos a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) para que dé el visto bueno en un plazo de seis meses. Es decir, que podrán impartirse durante el curso 2009-2010.

Algunos de estos posgrados ya existían en forma de doctorados, aunque ahora lo que se hace es adaptarlos a las exigencia del plan Bolonia. Las modificaciones son de forma, cambian muchos de sus nombres, pero también de fondo, pues lo que se hace es retocar y concretar los contenidos. Algunos de ellos engloban varias titulaciones de las que ya existen. Es el caso del de Especialización e Investigación en Derecho, en el que se enmarcan hasta ocho estudios de tercer ciclo actuales.

"Todos estos estudios tendrán una duración de dos años. Tienen su origen en doctorados, pero en esencia son nuevos. De esta forma cumplimos con un requisito legal establecido desde el Ministerio de Ciencia y Universidad", explicó Miguel Ángel Ruiz, vicerrector de Política Académica.

La nueva oferta de posgrados aprobada ayer está compuesta por los siguientes: Aprendizaje a lo largo de la vida en contextos multiculturales; Ciencias de la Antigüedad; Especialización e Investigación en Derecho; Estudios Avanzados en Historia del Arte; Estudios Filosóficos; Estudios Medievales de la Corona de Aragón; Humanidades Avanzadas; Ingeniería Electrónica; Iniciación a la Investigación; Investigación Química; Investigación en Historia; Sistemas Mecánicos; Sociología de las Políticas Públicas y Sociales y Unión Europea.

El Consejo de Gobierno dio también el visto bueno al nuevo reglamento de las tesis doctorales. Entre las novedades, la inclusión de la posibilidad de presentar estos trabajos con un compendio de cuatro artículos, tres de ellos publicados en revistas del Journal of citation reports. Además, también se amplía a países de fuera de la Unión Europea la posibilidad de realidad tesis cotuteladas, es decir, con dos directores uno, en Zaragoza, y otro en la universidad que el estudiante elija. Con ello se pretende frenar la disminución del número de trabajos que anualmente se presentan.

Del mismo modo, se aprobó la modificación de las directrices para el establecimiento y modificación de la relación de puestos de trabajo del personal docente. De esta forma, cada año, en el última reunión del Consejo de Gobierno, se fijará el número de plazas de promoción de profesor titular a catedrático. Para el próximo curso la oferta será de 40. En la actualidad la Universidad de Zaragoza tiene este mismo número de profesores con acreditación, aunque sin plaza, para ser catedráticos.