El Ayuntamiento de Alcañiz confía en que la adquisición de las líneas regulares y servicios de transporte de Automóviles Bajo Aragón (Abasa) por parte de la compañía Hispano de Fuente En Segures (Hife) contribuya a desbloquear la situación de la estación de autobuses del municipio. Aunque estas instalaciones seguirán siendo propiedad de Abasa, como hasta ahora, el consistorio espera poder mantener una reunión próximamente con todos los implicados para debatir el estado de este espacio, cuyo deterioro ha provocado numerosas quejas de los vecinos.

De hecho, los problemas de falta de limpieza y vigilancia de la estación de autobuses llegaron hace unas semanas hasta el Justicia de Aragón, que sugirió al ayuntamiento que actuara para mantener en buen estado los edificios situados en el casco urbano del municipio. La alcaldesa de Alcañiz, Amor Pascual, recordó ayer lo que ya expresó entonces: "las instalaciones son propiedad de Abasa y el ayuntamiento no puede hacer nada más que instarles a adecentarlas". Pascual reiteró que, hasta ahora, la compañía no ha respondido a los requerimientos, pero mostró su confianza en que el cambio de gestión de las líneas contribuya a desbloquear esta situación.

José María Cavaría, gerente del grupo Hife, señaló que la estación sigue siendo, en todo caso, propiedad de Abasa, y que no es responsabilidad de su compañía. Aun así, aseguró que la situación "preocupa mucho" dentro de la empresa, "igual que a los usuarios, al ayuntamiento y seguramente a la propia Abasa". Amor Pascual, sin embargo, valoró que la entrada "de un nuevo interlocutor" podría favorecer "algún tipo de acuerdo" que ponga fin a la situación de la estación, sin concretar las opciones que se podrían barajar. Lo que en ningún caso se plantea es la posibilidad de que el propio consistorio adecuara estas instalaciones. "Es una estación privada y, a no ser que haya peligro, no podemos intervenir", aseguró la alcaldesa.

Abasa realizaba hasta ahora los servicios de Teruel a Alcañiz, Gandesa, Reus y Barcelona, y de Zaragoza a Belchite, El Burgo de Ebro, Escatrón, Caspe, Alcorisa y Andorra, que pasarán a ser gestionados por el grupo Hife a partir de ahora. Esta empresa lleva a cabo ya la línea regular de Alcañiz a Valdealgorfa, Valjunquera, La Fresneda, Valderrobles y Beceite y la ruta hasta Castellón por Bujaraloz, Caspe, Maella, Gandesa y Tortosa, entre otros itinerarios en la comunidad.