El concejal delegado de Educación en el Ayuntamiento de Fraga, Jaime Cabós, realizó ayer un llamamiento a la tranquilidad tras los últimos actos vandálicos registrados en colegios de la ciudad y señaló que el consistorio dispondrá "lo necesario" para evitar nuevos actos similares. Las palabras del edil llegan después de que durante la noche del martes un grupo de vándalos todavía no identificado accediese al edificio principal del colegio público Miguel Servet tras romper la persiana y el cristal de una de las aulas del centro. Los intrusos, especificó Cabós, no pudieron llevarse nada, pero los daños materiales deberán se cuantificados.

Este no es el primer suceso de este tipo ocurrido en la ciudad. El colegio Miguel Servet ha registrado entradas de intrusos en otras dos ocasiones, en las que se sustrajeron un Tablet-PC y una cantidad de dinero que los alumnos de quinto curso guardaban para su viaje de fin de curso. El centro ha sido además víctima de actos vandálicos en repetidas ocasiones que han afectado especialmente a las ventanas del pabellón deportivo, por lo que, entre las obras que el consistorio fragatino pretende financiar con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad, ha incluido una actuación que permitirá instalar unas rejas para proteger los citados cristales. Del mismo modo, el concejal delegado de Educación destacó la labor que la Policía Local realiza para evitar actos como los de la noche pasada.