Un campamento infantil en Zuriza (Huesca), donde se encontraban 28 niños y cuatro monitores procedentes de Zaragoza, ha tenido que ser evacuado debido a las fuertes lluvias caídas en las últimas horas en Navarra y el norte de Aragón.

Las lluvias han provocado treinta intervenciones de los servicios de bomberos y una veintena más del departamento de Obras Públicas, ha informado el Gobierno foral.

La Agencia Navarra de Emergencias ha sido la encargada de coordinar la evacuación del campamento de Zuriza, donde se encontraban 28 niños y 4 monitores procedentes de Zaragoza.

El terreno quedó anegado por el agua y los materiales de acampada empapados por las lluvias, por lo que fueron evacuados a Isaba.

Además la Agencia Navarra de Emergencias ha coordinado en las últimas horas cerca de treinta intervenciones, la mayoría en la comarca de Pamplona.

ACHIQUES EN GARAJES Y VIVIENDAS

En la capital navarra, en Zizur Mayor y en Berriozar se han tenido que hacer numerosos achiques de agua en garajes y viviendas, aunque también ha sido necesaria la intervención de los bomberos en otros puntos para sofocar tres incendios causados por los rayos de la tormenta.

Dos de ellos en Tierra Estella fueron extinguidos rápidamente, pero un tercero en una pajera de Sansoáin, en la comarca de Sangüesa, ha requerido vigilancia durante toda la noche una vez apagado el fuego.

Por otra parte, el departamento de Obras Públicas ha tenido que realizar en las últimas horas más de veinte intervenciones para retirar de las carreteras piedras y árboles caídos a causa de las tormentas y achicar balsas de agua formadas sobre la calzada.

A primera hora de la mañana, según ha precisado el Gobierno de Navarra, no existe ninguna incidencia ni corte en la red de carreteras de la Comunidad Foral relacionada con las lluvias, aunque la Agencia Estatal de Meteorología mantiene para Navarra la alerta amarilla por lluvias para esta jornada.