Una mujer de 30 años, C.M.S.A, fue detenida el pasado 20 de julio en Zaragoza como presunta autora de varios atracos en un cajero automático de la ciudad. La asaltante, que simulaba ser una clienta habitual para acceder al interior de la oficina, actuó armada con un cuchillo y se apropio de 520 euros, un teléfono móvil y un anillo de oro con un diamante incrustado.

La detención la realizaron miembros de la comisaría de Centro, que habían recibido denuncias de varias personas asaltadas por una mujer en un cajero de la avenida César Augusto.

Accedía a la entidad, esperaba la entrada de otro cliente y, una vez a solas, amenazaba a la víctima colocándole un cuchillo en el abdomen y la obligaba a entregarle el dinero. Esta operación la realizó al menos en cuatro ocasiones entre los días 16 y 17 de julio, según la Policía.