El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Javier Velasco, subrayó ayer que el "reto" es conseguir que el acceso al circuito de Motorland se realice en un minuto menos que en Montmeló, donde "cuesta una hora y 46 minutos". En la reunión de la Junta Local de Seguridad celebrada con motivo de la prueba del Mundial de MotoGP que acogerá Motorland entre el 17 y 19 de septiembre, Velasco expuso que "nuestro reto es conseguir que se haga en una hora y 45 minutos, de ahí para abajo" y se mostró confiado en que será así gracias a la "permeabilidad del circuito", aunque insistió en que el acceso será el "normal" a los circuitos y que "no será en cinco minutos".

En este sentido, el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, recordó que se ha diseñado un plan de tráfico para dar acceso a Motorland y que los recortes anunciados por Fomento "no afectan a ninguna de las carreteras necesarias de inmediato".

Por otra parte, la alcaldesa de Alcañiz, Amor Pascual, señaló que el consistorio también trabaja en un plan interno "para organizarnos ese fin de semana". Así, "estamos preparando dos zonas de acampada y zonas de fiesta, así como la posibilidad de que los bares puedan sacar barras a la calle".

APARCAMIENTOS En concreto, se realizarán verbenas y conciertos en el pabellón de Valmuel y Puigmoreno, en el polideportivo, en la Plaza de España y en la plaza de Mendizábal y en dos zonas de la Avenida de Aragón, según Pascual. También trabajan para habilitar aparcamientos para motocicletas y coches, puntos de información y el servicio de autobús urbano para que "sobre todo en la mañana del domingo, la gente no vaya en sus coches, sino en el bus urbano y colaboren en que el tráfico sea lo más fluido posible".

Respecto al ritmo de venta de entradas para disfrutar de la prueba de MotoGP en Alcañiz, de momento se han vendido unas 30.000 entradas para la celebración del Gran Premio de Aragón, por lo que el consejero delegado de MotorLand, Arturo Gasión, se mostró satisfecho. Según explicó, en los circuitos de Cheste o Montmeló "se vendió casi el 50% la última semana, porque con la crisis la gente se piensa si va a llover o no" o "si corre Rossi", aunque, en su opinión, "la cosa va bien" porque, "como sólo se celebra una vez, todo el mundo quiere estar ahí" por lo que aseguró que "vamos a tener lleno".