El Ayuntamiento de Zaragoza hizo público un comunicado para advertir a todos los ciudadanos de que no ha emprendido, ni está participando en ninguna encuesta o campaña de opinión sobre la calidad del agua, ni recomienda el uso de sistemas de filtrados específicos, por lo que "se desmarca de cualquier iniciativa emprendida por cualquier otra entidad". Desde el consistorio explicaron que hacen esta aclaración después de que vecinos se hayan puesto en contacto con sus servicios para informar de la recepción de llamadas telefónicas en las que se les pide su opinión.