Las obras del tranvía de Zaragoza afrontarán el próximo lunes, 18 de octubre, un nuevo paso con el comienzo de los trabajos de la electrificación de la línea de catenaria. En todas las zonas del trazado donde se ha completado ya la instalación del hilo de cobre de catenaria se dispondrá de una corriente eléctrica continua de 750 voltios.

El hilo de catenaria estará situado a seis metros del suelo y para efectuar trabajos de proximidad se debe guardar siempre una distancia mínima de seguridad de dos metros con respecto al tendido. La corriente eléctrica de esta fase, por su parte, se tomará de la subestación situada en el barrio de Casablanca.

El sistema de alimentación eléctrica dispone de todos los medios modernos desarrollados en la línea, que cuenta con 400 postes de catenaria, con conexión tierra y todos los aislamientos precisos.

El inicio de estos trabajos se produce pocos días antes de que llegue a Valdespartera la primera unidad del Urbos 3, el tren fabricado por CAF, para realizar las pruebas técnicas en el trazado.